Color de la depresion

Color de la depresion

Nier:automata – el color de la depresión (voz)

Escanea activamente las características del dispositivo para identificarlo. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
¿Cómo te hace sentir el color azul? Hace tiempo que la gente cree que ciertos colores pueden evocar diferentes estados de ánimo y sentimientos, y algunas investigaciones han respaldado la idea de que los colores pueden tener efectos psicológicos.
El azul es un color que se encuentra a menudo en la naturaleza, como el azul pálido de un cielo diurno o el rico azul oscuro de un profundo estanque de agua. Quizá por ello, la gente suele describir el color azul como tranquilo y sereno. Sin embargo, como color frío, el azul puede parecer a veces gélido, distante o incluso frío.
Las experiencias individuales también tienen un efecto importante en los estados de ánimo que pueden crear los colores. Si asocia el color azul con un amigo vivaz y animado, entonces puede verlo como un color de alta energía que evoca una sensación de entusiasmo.

Nier automata banda sonora original – el color de la depresión

La terapia del color es un conjunto de métodos que utilizan los colores para ayudar a curar enfermedades. Con una larga historia en los anales de la medicina complementaria y alternativa, la «cura del color» fue un tratamiento popular para las enfermedades mentales a principios del siglo XX.
Aunque hay pocas pruebas científicas de que las diversas terapias basadas en el color puedan curar alguna enfermedad concreta, la psicología del color se reconoce desde hace tiempo como un importante factor psicológico en la arquitectura y el diseño de interiores: los colores pueden evocar reacciones emocionales espontáneas que pueden afectar al estado de ánimo y al estrés. Esto, a su vez, puede influir en el bienestar mental, un efecto especialmente relevante para los diseñadores del entorno construido interior y exterior.
Los arquitectos y diseñadores han estudiado el impacto del color en cómo nos sentimos en todo tipo de contextos, desde el aumento de la productividad en la oficina hasta la mejora del bienestar. En general, se dice que el color rojo se asocia a un aumento del apetito, a la reducción de la depresión y al aumento de los sentimientos de enfado; el morado, a la potenciación de la creatividad y el desarrollo de la capacidad de resolver problemas; el naranja, al optimismo; el azul, a la sensación de seguridad y productividad; y el verde, a la sensación de armonía y a la eficacia en la toma de decisiones. Los efectos potenciales se extienden más allá de los colores individuales: un paisaje cromático monótono puede asociarse con la irritabilidad y las cavilaciones negativas, mientras que los patrones de colores intensos y muy saturados pueden aumentar el estrés.

El color de la depresión

Los diferentes colores pueden tener un impacto directo en nuestras emociones. Esto se llama psicología del color. La psicología del color es el estudio de los colores en relación con el comportamiento humano. Busca determinar cómo el color afecta a las decisiones humanas en nuestra vida cotidiana. Se basa en los efectos mentales y emocionales que tiene el color en las personas. Aunque parte de la psicología del color es subjetiva, hay algunos elementos más aceptados y probados.
¿Ha notado alguna vez que se siente más feliz en algunos lugares de su casa y más triste en otros? ¿Pintó el interior de su dormitorio de un color determinado por lo que le hace sentir? ¿Ha optado por colores que le hacen sentir tranquilo, relajado y calmado? Todo esto forma parte de la psicología del color y son grandes ejemplos de cómo los colores alegres y tristes afectan a nuestro estado de ánimo.
Los colores cálidos evocan sentimientos de felicidad, optimismo y energía, por lo que están más relacionados con las emociones positivas. En cambio, los colores fríos, como el morado, el azul y el verde, pueden evocar sentimientos de tristeza y están más relacionados con los sentimientos negativos. Los colores deprimentes, oscuros y apagados, como el negro y el gris, por ejemplo, también evocan sentimientos de tristeza. Los colores neutros como el marrón y el beige también pueden tener este efecto sobre las emociones.

El color de la depresión

El color de la depresión en términos generales se supone que es el azul, como se muestra en la frase «sentirse azul» porque el azul es uno de los tonos más fríos en el espectro de colores y la frialdad se asocia con los sentimientos de melancolía de la depresión.
Estas cosas se asocian a los tonos oscuros y a los tonos fríos, y por lo tanto otros colores que se utilizan para denotar la depresión también tienden a ser oscuros, apagados y de tonos fríos como el azul oscuro, el gris, el púrpura y el lila, de hecho, los jacintos púrpura se consideran un símbolo de la tristeza.
Un estudio reciente que trabaja con las teorías sobre el color de la depresión descubrió que las personas con depresión o ansiedad eran más propensas a asociar su estado de ánimo con el color gris que las personas más felices, que preferían el amarillo.
Los colores se utilizan a menudo para describir las emociones, y esto puede ser más útil de lo que se pensaba, debido a algunas nuevas investigaciones relacionadas con los colores y las emociones, que explican por qué el azul siempre se ha visto como el color de la depresión.
Los resultados del estudio mencionado se detallan en la revista BMC Medical Research Methodology, y son sumamente útiles en el contexto de tratar con alguien que no es capaz de informar sobre su estado de ánimo, en cuyo caso, los médicos podrían calibrar los estados de ánimo de los niños y otros pacientes que tienen problemas para comunicarse verbalmente.