Portada de libros famosos

Portada de libros famosos

Portadas de libros vintage

¡KrukruStudioBooks decidió combinar un gran libro y una moda! Estos Book Bags son tan versátiles en cuanto a moda como únicos y encantadores. Disponibles en una gran cantidad de novelas clásicas y títulos famosos de no ficción, los Book Bags vienen en 5 tamaños, desde monedero hasta bolsa de mensajero, y su elección de varios colores en piel sintética y real. Todos tienen un forro interior completo, un bolsillo interior con cremallera y cierres magnéticos a presión. Las correas de los hombros son ajustables hasta 50″ de largo.
Además de los títulos que van desde Orgullo y prejuicio y Hamlet hasta El libro rojo de Carl Jung y El viaje del naturalista alrededor del mundo de Charles Darwin, los compradores de bolsas para libros tienen la opción de imprimir la primera página del libro en el cuerpo de la bolsa, justo dentro de la solapa de la cubierta.
Los bolsos para libros son un buen regalo para las mujeres, los jóvenes universitarios o cualquier amante de los libros. También puede consultar otros productos basados en libros: Cubiertas de libros de cuentos de hadas o Paisajes de libros antiguos de Guy Laramee.

Pablo delcán

Este año, en Lit Hub, hemos dedicado mucho tiempo a pensar en el diseño de portadas de libros. Oliver Munday escribió sobre el diseño de la portada de la obra maestra Sweet Days of Discipline, de Fleur Jaeggy, recientemente reeditada; Tree Abraham escribió sobre el diseño de la portada (muy brillante) de Long Live the Tribe of Fatherless Girls, de T Kira Madden; Sara T. Sauers escribió sobre el diseño del libro de su abuelo (su abuelo es James Thurber); Nicole Caputo escribió sobre el uso del rojo, el blanco y el azul en las portadas de libros; y Alison Forner expuso el proceso de diseño de la portada de The Yellow House, de Sarah M. Broom.
También revisamos las portadas de Raymond Carver, de Beloved, de Matadero-Cinco y del Hombre Invisible de todo el mundo, y nos deleitamos con el trabajo de Todd Alcott, que reimagina canciones clásicas como portadas de libros antiguos.
Pero estamos en diciembre, el mes oficial de los Best-of Listicles, y por tanto estoy obligado por contrato a preguntar: ¿qué portadas de libros fueron las mejores? Para responder a la pregunta, como ya hice el año pasado y el anterior, y por Dios, el anterior, he ido al grano y he consultado a los expertos: los propios diseñadores de libros.

Comentarios

Abriríamos este post con la obligada broma sobre juzgar los libros por sus portadas, pero todos juzgamos los libros por sus portadas. Para bien o para mal, es nuestra primera impresión de la obra del autor, y una gran portada nos hará coger un libro tan rápido como una mala nos hará dejarlo de lado.
Esa presión por destacar inspira mucha creatividad entre los editores, y cada año se diseñan algunas portadas realmente sorprendentes. Sin embargo, sólo unas pocas penetran realmente en la cultura pop y se convierten en icónicas, siempre reconocibles y a menudo imitadas. He aquí 10 de las mejores portadas de libros de todos los tiempos.
Tanto si le interesa un poema milenario escrito en inglés antiguo como la nítida y brillante traducción de Seamus Heaney del que puede ser el poema más antiguo en algo considerado inglés, lo más probable es que al menos se haya parado a coger este libro al ver la portada. La intensidad de la imagen transmite el horror, la violencia y la extrañeza sin esfuerzo, y el resultado final es que hay algo más de gente familiarizada con este extraño poema épico que antes de que esta portada llegara a las estanterías.

Concurso de portadas de libros icónicos

Cada una de estas portadas ha sido elegida por lo que aportan a los libros en los que aparecen. Los diseños de las portadas de los libros deberían ser algo más que una simple cubierta para sus páginas, sino más bien diseños cuidadosamente creados que te cuenten algo sobre la historia.
Creada por Vibeke Illevold, la portada de Little Spines es un diseño único y cautivador. Se utiliza una cubierta parcial para crear el efecto de un árbol con una mitad llena de hojas y otra mitad sin ellas.
Aunque dar a los lectores una cerilla con la que prender fuego a su libro puede no ser la idea más convencional, encaja a la perfección con la historia de este libro. Al fin y al cabo, pocas personas encenderán realmente el libro en llamas.
Crear un diseño así ofrece algo con lo que el lector puede comprometerse de inmediato. Por ejemplo, si vemos un texto que no es legible al instante, nos sentimos inclinados a intentar descifrarlo.
Las ondas parecen casi una extensión de la conciencia de la cabeza. En el contexto del libro, podría verse como una representación visual de la cantidad de información que podemos obtener y compartir con el mundo.