Todas las letras en cursiva

Generador de fuentes cursivas

No me interesa que se reproduzca la imagen, que se puede encontrar en ¿Qué tipo de letra es ésta?; la imagen es sólo para fines ilustrativos. Además, se supone que esto se convierte en una pregunta única para preguntas como la anterior. Si realmente estuviera buscando estos tipos de letra, no me limitaría a preguntar aquí, sino que miraría, por ejemplo, en
Ah, y no hace falta decirlo, pero si usted está haciendo esta pregunta porque necesita más símbolos matemáticos, la Lista Completa es justo su documento. Las variantes griegas, el hebreo, las tablas 139 a 147 son símbolos parecidos a letras… probablemente nunca te quedarás sin símbolos.
Edición 2: Esta respuesta parece tan popular que he decidido incluir también la tabla de mathalfa como imagen. Está tomada de la documentación de mathalfa y algunas de las fuentes son comerciales o necesitan ser instaladas desde fuentes externas. Consulte la documentación para obtener más información si considera utilizar alguna de estas fuentes. Advertencia, hay una tabla muy larga por delante (cosida a partir de una tabla de varias páginas).

Todas las letras en cursiva en línea

¿Alguna vez se ha cuestionado el uso de la cursiva en un trabajo o ensayo? ¿Le preocupa el uso de la letra cursiva hasta el punto de evitarla por completo? ¿Cuándo es el momento adecuado para utilizar la cursiva? Este artículo le explicará cuándo debe utilizar esas letras inclinadas y cuándo es mejor dejarlas en posición vertical.
Hay aproximadamente siete casos en los que es apropiado utilizar la cursiva en la escritura académica. La cursiva aparecerá probablemente en trabajos que van desde las artes hasta las ciencias y cumplirá muchas funciones. Para simplificar las cosas, hemos definido cuándo se debe utilizar la cursiva en los trabajos de Artes y Humanidades (cuatro casos) y cuándo en los de Ciencias (tres casos).
Hay muchos casos en los que los estudiantes de humanidades no están seguros de si algo que acaban de escribir merece ser enfatizado. Si su situación no entra en una de las siguientes categorías, utilice la fuente estándar.
Cuando se incluya un título que pueda ser independiente, debe ir en cursiva en casi todos los casos. Puede tratarse del título de un libro, de una historia, de un periódico o incluso de su programa de televisión favorito. Este es un ejemplo de un título correctamente escrito:

Alfabeto de escritura cursiva

En tipografía, la cursiva es un tipo de letra cursiva basado en una forma estilizada de escritura caligráfica[1][2] Debido a la influencia de la caligrafía, la cursiva suele estar ligeramente inclinada hacia la derecha. La cursiva es una forma de enfatizar los puntos clave de un texto impreso, de identificar muchos tipos de obras creativas, de citar palabras o frases extranjeras o, al citar a un orador, una forma de mostrar las palabras que ha subrayado. Un manual de uso del inglés describe la cursiva como «el equivalente impreso del subrayado»; es decir, el subrayado en un manuscrito indica al cajista que debe utilizar la cursiva[3].
El nombre proviene del hecho de que los tipos de letra inspirados en la caligrafía se diseñaron por primera vez en Italia, para sustituir a los documentos tradicionalmente escritos con un estilo de letra llamado mano de canciller. Aldus Manutius y Ludovico Arrighi (ambos entre los siglos XV y XVI) fueron los principales diseñadores tipográficos de la época. Junto con la letra negra y el tipo romano, fue uno de los principales tipos de letra en la historia de la tipografía occidental. Suelen utilizarse formas de glifos diferentes a las de los tipos romanos -otra influencia de la caligrafía- y las letras mayúsculas pueden tener festones, florituras inspiradas en la caligrafía ornamentada. Una alternativa es el tipo oblicuo, en el que el tipo está inclinado pero las formas de las letras no cambian de forma: este enfoque menos elaborado lo utilizan muchos tipos de letra sin gracias.

Ver más

En tipografía, la cursiva es una fuente cursiva basada en una forma estilizada de escritura caligráfica[1][2] Debido a la influencia de la caligrafía, la cursiva suele estar ligeramente inclinada hacia la derecha. La cursiva es una forma de enfatizar los puntos clave de un texto impreso, de identificar muchos tipos de obras creativas, de citar palabras o frases extranjeras o, al citar a un orador, una forma de mostrar las palabras que ha subrayado. Un manual de uso del inglés describe la cursiva como «el equivalente impreso del subrayado»; es decir, el subrayado en un manuscrito indica al cajista que debe utilizar la cursiva[3].
El nombre proviene del hecho de que los tipos de letra inspirados en la caligrafía se diseñaron por primera vez en Italia, para sustituir a los documentos tradicionalmente escritos con un estilo de letra llamado mano de canciller. Aldus Manutius y Ludovico Arrighi (ambos entre los siglos XV y XVI) fueron los principales diseñadores tipográficos de la época. Junto con la letra negra y el tipo romano, fue uno de los principales tipos de letra en la historia de la tipografía occidental. Suelen utilizarse formas de glifos diferentes a las de los tipos romanos -otra influencia de la caligrafía- y las letras mayúsculas pueden tener festones, florituras inspiradas en la caligrafía ornamentada. Una alternativa es el tipo oblicuo, en el que el tipo está inclinado pero las formas de las letras no cambian de forma: este enfoque menos elaborado lo utilizan muchos tipos de letra sin gracias.