Cual es el verdadero nombre de dios

Qué es el nombre de dios

Hay movimientos que enfatizan fuertemente el uso del nombre de Dios (y, por supuesto, sólo el nombre de Dios que ellos creen que es correcto). Sin embargo, no hay prohibiciones bíblicas de usar el nombre de Dios, ni hay mandatos de que debamos hacerlo. Cualquiera que diga que hay que dirigirse a Dios sólo por su nombre, YHWH, está hablando sin garantía bíblica.
Tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, Dios inspiró a los autores humanos de las Escrituras a referirse a Él usando términos genéricos para «Dios» y «Señor». Además de YHWH, Dios eligió revelarse usando muchos otros nombres y títulos. Así que, claramente, usar el nombre de Dios no es necesario.
YHWH es lo más cercano a un nombre personal que Dios nos ha revelado. El Nombre Divino fue revelado a Moisés y era desconocido antes de su tiempo: «Me presenté a Abraham, a Isaac y a Jacob como Dios Todopoderoso, pero por mi nombre Yahveh [YHWH] no me di a conocer plenamente a ellos» (Éxodo 6:3). El nombre YHWH parece referirse a la autoexistencia de Dios, estando vinculado al «YO SOY EL QUE SOY» en Éxodo 3:14. Dios dijo a Moisés que «este es mi nombre para siempre, el nombre que me llamarás de generación en generación» (Éxodo 3:15; cf. Éxodo 15:3). Todos los demás «nombres» de Dios, como El Shaddai, son probablemente títulos, más que nombres personales, estrictamente hablando, aunque es muy apropiado dirigirse a Dios por sus títulos. Las referencias al «nombre de nuestro Dios» (en el Salmo 44:20, por ejemplo), son referencias oblicuas al nombre personal de Dios, YHWH.

¿es jehová el verdadero nombre de dios?

El antiguo idioma hebreo en el que se escribió el Antiguo Testamento no tenía vocales en su alfabeto. En su forma escrita, el hebreo antiguo era una lengua sólo de consonantes. En el hebreo original, el nombre de Dios se translitera como YHWH (a veces escrito en el estilo más antiguo como YHVH). Esto se conoce como el tetragrammaton (que significa «cuatro letras»). Debido a la falta de vocales, los estudiosos de la Biblia debaten cómo se pronunciaba el tetragrammaton YHWH.
El tetragrámaton consta de cuatro letras hebreas: yodh, he, waw, y luego he repetido. Algunas versiones de la Biblia traducen el tetragrámaton como «Yahvé» o «Jehová»; la mayoría lo traduce como «SEÑOR» (todo en mayúsculas).
En contra de lo que algunos creen, Jehová no es el Nombre Divino revelado a Israel. El nombre Jehová es producto de la mezcla de diferentes palabras y diferentes alfabetos de diferentes idiomas. Debido al temor de tomar accidentalmente el nombre de Dios en vano (Levítico 24:16), los judíos básicamente dejaron de decirlo en voz alta por completo. En su lugar, al leer las Escrituras en voz alta, los judíos sustituyeron el tetragramatón YHWH por la palabra Adonai («Señor»). Incluso en la Septuaginta (la traducción griega del Antiguo Testamento), los traductores sustituyeron el nombre divino por Kurios («Señor»). Con el tiempo, las vocales de Adonai («Señor») o Elohim («Dios») se introdujeron entre las consonantes de YHWH, formando así YaHWeH. Pero esta interpolación de vocales no significa que el nombre de Dios se pronunciara así originalmente. De hecho, no estamos del todo seguros de si YHWH debería tener dos sílabas o tres.

72 nombres de dios en hebreo

Diagrama de los nombres de Dios en el Edipo Egipcio de Athanasius Kircher (1652-1654). El estilo y la forma son típicos de la tradición mística, ya que los primeros teólogos comenzaron a fusionar los conceptos emergentes de clasificación y organización anteriores a la Ilustración con la religión y la alquimia, para dar forma a una visión artística y quizás más conceptual de Dios.
El intercambio de nombres sagrados entre diferentes tradiciones religiosas suele ser limitado. Otros elementos de la práctica religiosa pueden compartirse, especialmente cuando comunidades de diferentes credos viven cerca (por ejemplo, el uso de Om y Krishna dentro de la comunidad cristiana india), pero el uso de los nombres en sí permanece en su mayoría dentro del dominio de una religión concreta, o incluso puede ayudar a definir la creencia religiosa propia según la práctica, como en el caso de la recitación de los nombres de Dios (como el japa)[7] El Jaap Sahib de Guru Gobind Singh, que contiene 950 nombres de Dios. [fragmento de frase][8] Los nombres divinos, el tratado clásico de Pseudo-Dionisio, define el alcance de las concepciones tradicionales de las tradiciones occidentales, como la teología helénica, cristiana, judía e islámica, sobre la naturaleza y el significado de los nombres de Dios[9] Otras listas históricas, como Los 72 nombres del Señor, muestran paralelismos en la historia y la interpretación del nombre de Dios entre la cábala, el cristianismo y la erudición hebrea en diversas partes del mundo mediterráneo[10].

Cuál es el verdadero nombre de jesús

EL, ELOAH [el, el-oh-ah]: Dios «poderoso, fuerte, prominente» (Nehemías 9:17; Salmo 139:19) – etimológicamente, El parece significar «poder» y «fuerza» (Génesis 31:29). El se asocia con otras cualidades, como la integridad (Números 23:19), los celos (Deuteronomio 5:9) y la compasión (Nehemías 9:31), pero la idea raíz de «poder» permanece.
ELOHIM [el-oh-heem]: Dios «Creador, Poderoso y Fuerte» (Génesis 17:7; Jeremías 31:33) – la forma plural de Eloah, que acomoda la doctrina de la Trinidad. Desde la primera frase de la Biblia, la naturaleza superlativa del poder de Dios es evidente, ya que Dios (Elohim) habla de la existencia del mundo (Génesis 1:1).
ADONAI [ˌædɒˈnaɪ; ah-daw-nahy]: «Señor» (Génesis 15:2; Jueces 6:15) – utilizado en lugar de YHWH, que los judíos consideraban demasiado sagrado para ser pronunciado por hombres pecadores. En el Antiguo Testamento, YHWH se usa más a menudo en el trato de Dios con su pueblo, mientras que Adonai se usa más cuando trata con los gentiles.
YHWH / YAHWEH / JEHOVAH [yah-way / ji-hoh-veh]: «SEÑOR» (Deuteronomio 6:4; Daniel 9:14) – estrictamente hablando, el único nombre propio de Dios. Traducido en las Biblias españolas «SEÑOR» (todo en mayúsculas) para distinguirlo de Adonai, «Señor». La revelación del nombre se da a Moisés «Yo soy el que soy» (Éxodo 3:14). Este nombre especifica una inmediatez, una presencia. Yahvé está presente, es accesible, está cerca de los que le invocan en busca de liberación (Salmo 107:13), perdón (Salmo 25:11) y guía (Salmo 31:3).