Cuidados que debe tener una mujer embarazada

Cuidados que debe tener una mujer embarazada

Cómo cuidar a una mujer embarazada

Tener un bebé es un momento emocionante que a menudo inspira a las mujeres a tomar decisiones de estilo de vida más saludables y, si es necesario, a trabajar para conseguir un peso corporal saludable. Aquí encontrarás consejos para mejorar tus hábitos alimenticios y de actividad física mientras estás embarazada y después de que nazca tu bebé.
Estos consejos también pueden ser útiles si no estás embarazada pero estás pensando en tener un bebé. Si haces los cambios ahora, podrás acostumbrarte a los nuevos hábitos de vida. Le darás a tu bebé el mejor comienzo posible en la vida y serás un ejemplo saludable para tu familia durante toda la vida.
Según los expertos, ganar demasiado peso durante el embarazo aumenta las posibilidades de desarrollar diabetes gestacional (diabetes durante el embarazo) e hipertensión arterial durante el mismo. También aumenta el riesgo de padecer diabetes de tipo 2 e hipertensión arterial más adelante. Si tienes sobrepeso u obesidad cuando te quedas embarazada, tus posibilidades de sufrir problemas de salud pueden ser aún mayores. También podrías tener más probabilidades de sufrir una cesárea.

Cómo cuidarse durante el embarazo

Enhorabuena por su embarazo. Para asegurarse de que su embarazo va bien, acudirá a su médico para una serie de visitas prenatales. La primera visita suele ser antes de la semana 12. Después, las citas suelen programarse durante las semanas 16, 24 a 28, 32, 36 y 38, y luego semanalmente. Su proveedor puede recomendar un horario diferente en función de sus necesidades individuales.
Todas las partes de su cuerpo cambian durante el embarazo. Algunos cambios (como el aumento de peso y la micción frecuente) se deben al crecimiento del bebé. Otros cambios se deben a los cambios en los niveles hormonales, especialmente los altibajos emocionales y los cambios en el deseo sexual.
El apoyo emocional, el amor y el afecto son importantes durante todo el embarazo. Habla con tu familia y amigos. Pide ayuda cuando la necesites, aunque sólo sea para tener una mano conocida que sostener en la sala de espera durante una revisión periódica.
A menos que el médico diga lo contrario, puedes seguir manteniendo relaciones sexuales. Asegúrate de hablar con tu pareja sobre cómo te sientes con respecto al sexo. Algunas mujeres experimentan más interés por el sexo; otras tienen menos interés. Ninguna de las dos cosas es motivo de preocupación.

Qué hacer durante el embarazo para tener un bebé inteligente

Enhorabuena, estás embarazada. El embarazo es un momento emocionante, pero también puede ser estresante. Saber que estás haciendo todo lo posible para mantenerte sana durante el embarazo y dar a tu bebé un comienzo saludable en la vida te ayudará a estar tranquila.
Nacimiento prematuro: El crecimiento y el desarrollo son importantes durante todo el embarazo, hasta los últimos meses y semanas. Los bebés que nacen tres o más semanas antes de la fecha prevista tienen mayor riesgo de sufrir graves discapacidades o incluso la muerte. Conoce las señales de advertencia y cómo prevenir un parto prematuro.
Fumar: El mejor momento para dejar de fumar es antes de quedarse embarazada, pero dejar de fumar en cualquier momento del embarazo puede ayudar a que su bebé tenga un mejor comienzo en la vida. Obtenga más información sobre los peligros del tabaquismo y encuentre ayuda para dejar de fumar.
Consumo de marihuana:  El consumo de marihuana durante el embarazo puede ser perjudicial para la salud del bebé. Las sustancias químicas de la marihuana (en particular, el tetrahidrocannabinol o THC) pasan a través de tu sistema a tu bebé y pueden perjudicar su desarrollo.

Autocuidado durante el embarazo

Ahora que sabes que estás embarazada, es más importante que nunca que te cuides tanto física como emocionalmente. Puedes aumentar tus posibilidades de tener un embarazo sin problemas y un bebé sano siguiendo unas sencillas pautas.
Una buena atención prenatal es esencial para ti y para tu bebé. Llama inmediatamente a tu proveedor de atención sanitaria y programa tu primera visita prenatal. En esa visita te examinarán para detectar ciertas afecciones que podrían provocar complicaciones.
Si aún no has elegido un proveedor, empieza ya. Encontrar a la persona adecuada -ya sea un médico o una comadrona- puede llevar un tiempo. Mientras tanto, comunica a tu actual cuidador si estás tomando medicación o tienes algún problema médico.
Ahora que comes por dos, te sorprenderá saber que sólo necesitas unas 300 calorías más al día. Asegúrate de tomar muchas proteínas. Ahora necesitas 70 gramos al día, frente a los 45 gramos que necesitabas antes de quedarte embarazada. Y aunque tus necesidades de calcio siguen siendo las mismas, es más importante que nunca que las cumplas, lo que supone un reto para muchas mujeres.