El niño mas lindo del mundo

El niño mas lindo del mundo

Ver más

Dirigido por los cineastas suecos Kristina Lindstom y Kristian Petri, el documental se estrenó en Sundance este año y está previsto que se estrene en el Reino Unido este verano.    Aunque pueda parecer una historia familiar de otra estrella infantil malograda, lo cierto es que la participación de Andrésen se sintió mal desde el principio. Visconti buscó por todo el continente un chico lo suficientemente guapo para el papel de Tadzio, y finalmente descubrió al adolescente Andrésen en un rincón degradado de Estocolmo. Como objeto de deseo fatal de la película, que se pasa la mayor parte del filme batiendo las pestañas en el Lido de Venecia ante Gustav von Aschenbach (Dirk Bogarde), Andrésen se hizo inseparable del papel a los ojos del mundo.
ModaDior se asocia con el pintor estadounidense Kenny Scharf para una colección cápsula especial dedicada a los naipesSÍ, POR FAVOR, INSCRÍBAME PARA TODAS LAS ÚLTIMAS NOVEDADES DE LOS HÉROESAñade tu dirección de correo electrónico aquíPrecolección Givenchy 22

A 6 metros del estrellato

Para mí, es muy tentador definir este documental como de gran utilidad. Pero es más que un documental. Para los admiradores/espectadores de Muerte en Venecia de Luchino Visconti, es una respuesta. Sobre la fascinación del cuerpo/presencia/androgenidad de una época contra la fría realidad. Sobre una vida, presentada como un delicado boceto. Y esta delicadeza representa, quizás, la preciosa virtud básica de la película. Es una película de estados, semilla de ellos. Genial escena a escena. Porque el impacto entre el joven Bjorn Andresen y la imagen de una especie de hippie-profeta , creación de arrepentimientos es admirable. En cierta medida, sobre el universo de Luchino Visconti que sobre la biografía del señor Andresen.

El chico más guapo del mundo ver online

Conocemos a Andresen desde el momento en que Visconti lo descubre, gracias a una impresionante selección de imágenes entre bastidores que nos llevarán desde la prueba de pantalla hasta el rodaje y el salvaje estreno en Cannes. Visconti se queda inmediatamente prendado de Andresen, jadeando sobre lo grande que es para su edad, deleitándose con su brillante cabellera rubia y pidiéndole pronto que se desnude hasta la ropa interior. Se pueden ver indicios del hombre que Andresen llegará a ser, pero en este momento es claramente un chico tímido. También es obvio: su incomodidad suprema.
Décadas más tarde, sigue pareciendo incómodo cuando encontramos a un Andresen adulto deambulando por su sucia cocina. «El chico más guapo del mundo» se desliza entre los extraños años de Andresen, cargados de fama, y su existencia actual, en la que se ve acosado por los problemas de su apartamento, el desorden personal y una creciente sensación de que hay muchas cosas que aún tiene que resolver en su vida. «Muerte en Venecia» le proporcionó fama, una atención enfermiza y la sensación de que era simplemente algo que consumir, pero la película también toca la complicada infancia y vida familiar de Andresen, incluyendo un padre desconocido y una madre trágica.

Falso rastro

En 1970, Visconti viajaba por Europa en busca del chico que encarnaría la belleza perfecta que Thomas Mann describió en su novela seminal. Un impresionante material de archivo muestra al imponente y aristocrático autor, comunista y abiertamente gay, y al joven actor durante el casting, el rodaje, el estreno mundial en Londres y la rueda de prensa en el Festival de Cannes, donde el director comenta que la belleza del chico ya ha pasado de moda.
Pero también le llevó a desprenderse de su entorno. Cuando lo conocemos hoy, como una figura de rostro demacrado y pelo largo amenazada con el desahucio de su apartamento en Estocolmo, y cuando escuchamos a muchos entrevistados que lo conocieron en su vida anterior, o cuando nos familiarizamos con su actual novia, más joven y muy testaruda, tenemos la impresión de que está distanciado incluso de sí mismo.
Es evidente que los realizadores han puesto el máximo cuidado en no poner en peligro la psique de este hombre para el que la fama tuvo un precio enorme. «Esa película me destruyó la vida», dice, aunque también admite que sacó mucho provecho de ella. Por todo ello, el documental está formado de una manera más libre, nunca lineal ni cronológica, y ofrece muchas más ambigüedades que descubrimientos o respuestas definitivas.