Se me rompio una muela

Se me rompio una muela

Diente molar medio roto

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Un diente roto o agrietado puede causar un dolor de muelas muy intenso, especialmente si la pulpa interna del diente está expuesta. Ahí es donde se encuentran los vasos sanguíneos, el nervio y los tejidos conectivos del diente, y si esa zona se inflama o infecta, el dolor puede ser insoportable.
Tienes que acudir al dentista lo antes posible para evitar que se produzcan más daños en el diente y en los tejidos de las encías. No tardes en pedir cita; muchos dentistas dejan huecos libres en su agenda para emergencias como ésta.
Mientras esperas, muerde suavemente un trozo de gasa fresca. Si sólo se ha roto una parte del diente, puedes recoger el trozo roto (si es posible) y llevarlo contigo cuando acudas al dentista. Aunque no podrá utilizar el trozo roto para restaurar tu diente, el dentista puede querer ver si el trozo que se rompió era esmalte o parte de un empaste.

Diente astillado raíz todavía en

Si tienes un diente astillado, es posible que no sientas ningún dolor de muelas a menos que la astilla sea lo suficientemente grande como para exponer los nervios de la capa interna del diente. Si un diente astillado expone los nervios del interior del diente, puede notar una mayor sensibilidad dental y dolor al masticar o cuando el diente astillado se expone a alimentos y bebidas muy calientes o muy frías. Una astilla en una de las superficies de masticación puntiagudas de los dientes posteriores se denomina cúspide rota. Este tipo de diente astillado rara vez es doloroso, pero debe ser examinado por un profesional dental. Es posible que necesite una corona o una incrustación dental para restaurar la forma del diente y evitar más daños o caries.
Un diente agrietado puede afectar sólo al esmalte o a todo el diente hasta la raíz. Es posible que sólo notes el dolor de un diente agrietado al masticar, o cuando la temperatura de tu boca cambia al comer algo caliente o frío. Pero es importante acudir a un profesional de la odontología lo antes posible después de notar un diente agrietado, para que pueda ser evaluado y tratado si es necesario.

Cómo arreglar un diente roto en casa

No hay nada más desconcertante que tener un diente roto. Puede ocurrir por una lesión en la cara o simplemente por la vida cotidiana. La buena noticia es que un diente agrietado puede repararse, pero debes ponerte en contacto con tu profesional de la odontología de inmediato. Esto es lo que debes saber y hacer si sospechas que te has roto un diente.
Un diente puede agrietarse debido a una lesión. Por ejemplo, si practicas un deporte de contacto y te golpeas en la boca. También puedes sufrir una fisura dental debido al desgaste general de los dientes en la vida cotidiana. Tal vez te guste crujir objetos duros como caramelos o hielo. Rechinar los dientes y apretar la mandíbula también es duro para los dientes. Con el tiempo, estas cosas pueden dañar el esmalte dental y hacer que el propio diente se agriete.
Lo más probable es que lo sientas. La pulpa del interior del diente contiene nervios y vasos sanguíneos. Si experimentas un dolor repentino al comer alimentos con una temperatura extrema (caliente o fría), es posible que tengas un diente agrietado. Otro síntoma de un diente agrietado es el dolor intermitente al masticar los alimentos.

Diente roto por la mitad negro por dentro

La rotura de un diente es traumática, pero una actuación rápida y una visita al dentista arreglan los daños estéticos y ayudan a prevenir problemas a largo plazo. Los dientes se rompen como consecuencia de impactos fuertes, como los que se producen en accidentes de tráfico o en la práctica de deportes, o debido a problemas dentales como caries grandes o pérdida de empastes. Sea cual sea la causa, es necesario acudir al dentista inmediatamente o tan pronto como sea conveniente, dependiendo de la gravedad de la rotura.
Un diente roto puede ir desde un desconchón en el duro esmalte exterior hasta la rotura completa de una zona, dejando la dentina y la pulpa expuestas. El esmalte dental no contiene nervios ni vasos sanguíneos, según la Escuela de Medicina de Harvard, por lo que la pérdida del esmalte puede no causar dolor. Sin embargo, cuando la dentina o la pulpa quedan expuestas al aire, el diente suele doler. Con el tiempo, las bacterias pueden infectar la pulpa expuesta, lo que provoca más dolor, decoloración del esmalte restante y sensibilidad a los cambios de temperatura. También puede haber dolor por la lesión que rompió el diente, esté o no expuesta la dentina o la pulpa.