Si no tienes nada bueno que decir

Si no tienes nada bueno que decir

Si no tienes nada que decir, no digas nada que signifique

He tratado de mantener la vida privada. Al no ser experto ni estar entrenado en cómo hacer buenas entrevistas como un político, pensé que era más prudente seguir el consejo de mi madre: Si no tienes nada bueno que decir, no digas nada.
No me gustan los documentos musicales, por lo general. No hay nada que decir realmente. ¿Qué se puede decir sobre la música? Normalmente, no se puede decir demasiado. Hay algunos realmente buenos, pero la mayoría son aburridos, creo.
Francamente -y créame, lo digo sin ninguna pretensión- cuando veo el camino que he recorrido, tengo que decir que gracias a la buena suerte, porque sin la buena suerte no se puede hacer nada, he salido bastante bien parado.
Supongo que un psiquiatra diría que el proceso de desahogo tiene algo de bueno, pero también promueve una actitud de decir: “Oye, no hay nada malo en estar lleno de odio; hay mucho de eso por ahí”. Eso no me gusta.
Nada enseña a escribir tan bien como los mejores libros. Sin embargo, los buenos profesores a menudo ayudan a los estudiantes a cruzar ese puente, y tengo que decir que tuve unos cuantos profesores de inglés extraordinarios en el instituto a los que todavía doy crédito por su orientación.

Si no tienes nada bueno que decir, no digas nada

¿Puede alguien explicar la diferencia entre estas dos afirmaciones y dar algunos ejemplos sobre cómo deben utilizarse? Creo que tengo una comprensión básica, pero me gustaría que me lo dijera alguien que conozca esto hasta las raíces.
“No hay nada que contar” es una respuesta a alguien que pide detalles sobre un acontecimiento o una historia, en la que el que responde da a entender que la información que el que pregunta quiere saber no se aplica realmente al acontecimiento o la historia.
“No hay nada que decir” es muy similar a “No hay nada que contar” en el sentido de que la persona que responde piensa que cualquier respuesta que pueda esperar la persona que pregunta no se aplica o no importa. También es posible que la persona que responde no quiera realmente responder a la pregunta. La mayor diferencia es que “tell” generalmente implica algún tipo de historia o narración, y “say” implica algún tipo de asunto o tema no narrativo.
La “Cambridge Grammar of English” de Carter y McCarthy (no confundir con “The Cambridge Grammar of the English Language”) muestra que las dos palabras difieren en varios puntos de la sintaxis. Por ejemplo, say no puede ir seguido de un objeto indirecto, pero tell sí (I told her, pero no *I said her). Si lo desea, puedo detallar otras diferencias.

Si no tienes nada bueno que decir, cállate

Intento seguir mi vida diaria como si nada hubiera cambiado, pero ya no tienes mucho anonimato, lo que se siente muy bien. La gente se acerca, te saluda y disfruta con tu trabajo.    (Citas de “Nada bueno que decir”)
Me encanta hacer sopas. Mi padre solía decir: ‘No hay nada como un buen plato de sopa’. Una de mis favoritas es… ¿preparada? Sopa de brócoli, judías blancas y salchicha italiana caliente. He usado escarola. La escarola en judías es increíble, o puedes usar bok choy, de cualquier tipo. Realmente puedes hacer tonterías. Esa es una de mis buenas (Nothing Good To Say Quotes)
Nada enseña a escribir bien como lo hacen los mejores libros. Sin embargo, los buenos profesores a menudo ayudan a los estudiantes a cruzar ese puente, y tengo que decir que tuve unos cuantos profesores de inglés extraordinarios en la escuela secundaria a los que todavía doy crédito por su orientación (Nothing Good To Say Quotes)
La gente está empezando a entender que no hay nada en el mundo tan remoto que no pueda impactar en ti como persona. No se trata sólo de enfermedades. Los economistas están empezando a decir que si vamos a tener buenos mercados en África, vamos a tener que tener gente sana en África (Nothing Good To Say Quotes)

Si no tienes nada bueno que decir, cállate

A medida que avanza el tiempo, y seguimos en nuestras casas, y casi en ningún otro sitio, algunas personas con las que me reúno se dan cuenta de que no tienen nada que decir.    Parece que están haciendo las mismas cosas una y otra vez, algunos sin trabajo, otros con trabajo, pero se está instalando una sensación de inquietud, de aburrimiento, de malestar.    La gente está perdiendo el entusiasmo.      Amigos y vecinos y clientes están compartiendo que, aunque tengan trabajo, parece que no quieren hacerlo.    Vestirse con algo que no han dormido parece demasiada energía para gastar ya que… bueno, ¿por qué molestarse? Esto no va a ser sobre qué hacer al respecto.    Quiero compartir sobre cómo comunicarse con el otro cuando realmente no hay nada que decir.