¿Cómo cuidar y conservar tu anillo de matrimonio?

¿Cómo cuidar y conservar tu anillo de matrimonio?

Durante  la preparación de tu boda, te tomas el tiempo necesario para elegir los anillos de matrimonio adecuados para ti y tu pareja. Lo menos que esperas es que duren muchos años. 

Este pequeño accesorio se convierte en un símbolo importante en la vida de una pareja. Por eso, siempre intentamos cuidarlo al máximo para que siempre mantenga su aspecto fabuloso. Pero el tiempo es traicionero y estas joyas se desvanecen con el paso del tiempo. Es por ello, que hemos preparado algunos consejos o tips para cuidar y conservar tu anillo de matrimonio; sigue leyendo.

Escoge buenos materiales

A la hora de comprar tus anillos, presta mucha atención a la hora de elegir el material con el que se fabrican. Esto afectará directamente a la conservación a largo plazo de los anillos. De hecho, se recomienda que el oro que utilice tenga una aleación de 18 quilates, el cual, suele ser más resistente.

No lo ajustes los primeros meses

Los cambios de temperatura, las fluctuaciones de peso y los viajes pueden afectar al ajuste de tu anillo. Así que ten esto en cuenta antes de decidirte a cambiar la talla del tuyo. Sin embargo, si notas que tu anillo de matrimonio está constantemente flojo a lo largo del año, reduce la talla. Por otro lado, si sientes que es demasiado grande en tu dedo en el momento de tu boda, te recomendamos que lo guardes antes de que desaparezca.

Evita quitártelo en lugares públicos

No te quites tu anillo de matrimonio  en espacios públicos, como cuando te lavas las manos en un baño público. Esto aumenta la posibilidad de olvidarlo o perderlo. Si esto te resulta demasiado difícil, una buena alternativa es ponerla en una cadena alrededor del cuello cuando salgas.

No lo utilices siempre

Si vas a cocinar o hacer ejercicio, te recomendamos que te quites las joyas para evitar residuos que puedan hacer que el metal adquiera un feo color verde. No utilices tus joyas mientras realizas tareas domésticas o trabajos pesados. Esto ayudará a evitar abolladuras, arañazos, astillas y que se caigan las piedras. 

También recomendamos hacerlo antes de ir a nadar o a la playa, ya que el agua salada puede afectar mucho a las piezas y la temperatura del cuerpo puede cambiar, volviendo tu dedo más pequeño, con mayor posibilidad de que se te caiga el anillo de matrimonio.

Guárdalos en un lugar seguro

Resulta imprescindible que guardes tus anillos de matrimonio en un lugar limpio y seco, para que no se rayen. Guarda siempre tus joyas en cajas forradas de seda, fieltro o con compartimentos divididos. Si lo prefieres, puedes utilizar cajas comunes o envolver cada pieza individualmente en papel de seda suave.

Otro tip, es que mantengas por toda tu casa algunos recipientes con una tela, para que cuando tengas que quitártelo para realizar alguna actividad puedas conservarlo ahí sin que se pierda ni se raye.

Acude a profesionales para su mantenimiento

Aunque te acabamos de dar varios consejos para cuidar tus anillos de matrimonio, te recomendamos que acudas a tu joyero para que te aconseje cómo limpiar tus joyas y si deben hacerlo con instrumentos especiales. El ojo de un experto es muy importante si quieres mantener tus joyas intactas. 

Al menos una vez al año, acude a tu joyero para comprobar su estado y también si necesita una limpieza. Visita el sitio web de Jorge Juan Joyeros donde te podrán asesorar sobre la elección de tus anillos y sobre su mantenimiento.