Recuerdos únicos en familia buscando setas

Recuerdos únicos en familia buscando setas

 

Recoger setas en la montaña es una buena manera de que los niños entren en contacto con la naturaleza y aprendan con una actividad divertida que les permitirá crear bonitos recuerdos en familia.

Una actividad divertida en la que además los niños pueden aprender mucho y pasar tiempo en contacto con la naturaleza, es llevarles a recoger setas al monte.

Hay muchas setas distintas que se pueden encontrar en la montaña, y la mejor manera de generar buenos recuerdos en familia mientras se aprende, es llevar a los niños y enseñarles el valor de poder recoger ellos mismos los hongos y setas.

Es una bonita actividad al aire libre que les llevará a conocer la gran diversidad de hongos, boletus y setas que se pueden encontrar y las maneras más sencillas e interesantes de recogerlos.

De hecho, si hay un hongo delicioso y de gran aroma y que puede resultar muy interesante a la hora de aprender sobre cómo recogerlo para los niños, y también los mayores, es la trufa negra

Y es que el hecho de tener que utilizar perros adiestrados para encontrarlas, las convierten en unos hongos muy apreciados por su rareza y en un tema muy interesante que a los pequeños les encantará.

Es cierto que encontrar trufa negra puede ser más complicado. Aun así, que los pequeños empiecen a desarrollar amor por la montaña y la recogida de setas, es una buena manera de hacer cosas en familia y ayudar a los peques a realizar actividades agradables al aire libre lejos de la tecnología.

Consejos para enseñar a los niños a recoger setas

Recoger setas es más que ir pasando por el campo e ir recogiendo lo que se encuentre. Es importante tener en cuenta la necesidad de contar con entrenamiento y las herramientas para poder recoger las setas de forma adecuada.

Por eso, es fundamental seguir algunos consejos que ayudarán a que toda la familia disfrute de un día de campo recogiendo setas.

Encuentra la zona adecuada

Teniendo en cuenta que los niños van a querer jugar y correr al encontrarse en un entorno abierto, es importante que se elija un lugar donde encontrar setas, pero cuyo terreno sea menos escarpado, sea una zona bien señalizada y con menos riesgos, así los niños podrán correr sin peligro.

Herramientas especializadas

Los papás que quieren enseñar a sus hijos a recoger setas, deben tener las herramientas adecuadas para poder hacerlo sin problema.

Algunas de esas herramientas son las cestas de mimbre que permitirán que las setas puedan tener una aireación perfecta y una navaja para setas para cortarlas.

Además, la ropa adecuada para el campo también resulta imprescindible para poder realizar la recogida de manera cómoda.

Aprende a identificar las setas

Para identificar las setas que nos encontramos, y así tener cuidado de no llevarnos una mala sorpresa, es mejor ir equipados con un libro que ofrezca información detalla de cada seta y sus características.

O en su defecto, también puede ser interesante llevar a algún conocido en el grupo que sepa de setas y que nos vaya enseñando.

Con estos pequeños consejos, los niños y mayores disfrutarán de un agradable día de campo aprendiendo a recoger setas.