Ejemplos de bienes

Ejemplos de bienes

Ejemplos de bienes

Comentarios

Tanto los activos como los pasivos suelen desempeñar un papel fundamental a la hora de garantizar la rentabilidad de una empresa o su viabilidad a largo plazo. La clave para asegurar lo mismo depende de lo bien que una empresa pueda gestionarlos eficazmente. Además, para lograr resultados satisfactorios, las personas que tienen que tratar con los activos, así como con los pasivos de forma regular, deben aprender sobre estos aspectos en detalle.
En un sentido más amplio, todas las cuentas por cobrar se clasifican como activos, mientras que las cuentas por pagar se clasifican como pasivos. Otra forma de verlos es segregándolos en función de las pérdidas y ganancias. Por ejemplo, las inversiones a través de las cuales se generan beneficios o ingresos suelen incluirse en la categoría de activos, mientras que las pérdidas sufridas o los gastos pagados o por pagar se consideran un pasivo. A simple vista, los mejores ejemplos de activos y pasivos serían el efectivo y la deuda bancaria, respectivamente. Ahora, veamos en detalle ambos.
El término «activo» designa todo tipo de recursos que ayudan a generar ingresos, así como las cuentas por cobrar. Los activos son recursos que a menudo ayudan a reducir los gastos, a mejorar la rentabilidad y a generar un sólido flujo de caja, ya que ayudan a convertir las materias primas o pueden convertirse en efectivo o equivalentes de efectivo. Además, al tener valor económico, pueden venderse o intercambiarse rápidamente. En particular, estos recursos se consignan en el lado izquierdo del balance que lleva cualquier entidad que se dedique a la práctica comercial.

La empresa weinstein

Los ejemplos de activos incluyen todos los activos corrientes, de capital e intangibles que posee una empresa y que se utilizan con fines contables. Algunos de ellos son el efectivo, las cuentas por cobrar, los edificios, las instalaciones y el equipo, el fondo de comercio y las patentes.
En todos los casos anteriores, el uso es el aspecto más importante que determina si un elemento debe considerarse como activo corriente o activo de capital. A continuación se presentan algunos ejemplos de Activos en la contabilidad que ilustrarán el cambio de naturaleza de un elemento con el cambio en la intención de su uso:
Este artículo ha sido una guía de Ejemplos de Activos en Contabilidad. Aquí discutimos la clasificación más común de los activos en la contabilidad, incluyendo Activos Corrientes, Activos de Capital y Activos Intangibles. Usted puede aprender más sobre la contabilidad en los siguientes artículos –

Efectivo y equivalentes de efectivo

¿Qué son los activos? Un activo es algo que se espera que produzca un beneficio en un periodo futuro. Si se espera que un activo se consuma por completo en el periodo actual, entonces se carga a gastos en ese periodo. En una empresa, los activos se agrupan en diferentes partidas del balance. Algunos activos fijos se clasifican como intangibles y se registran en el balance en una partida separada. Estos elementos se compran o se obtienen como parte de una adquisición. Ejemplos de estos activos intangibles son:Ejemplos de activos no reconocidosAlgunos activos no se encuentran en el balance, normalmente porque son activos generados internamente o procesos valiosos que las normas contables no permiten a una organización reconocer como activos. Ejemplos de estos activos no reconocidos son:Cursos relacionadosContabilidad de activos intangibles Contabilidad de activos fijos Cómo auditar los activos fijos

Ejemplos de activos en una empresa

Escanear activamente las características de los dispositivos para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Un activo es cualquier cosa de valor o un recurso de valor que puede convertirse en dinero. Los particulares, las empresas y los gobiernos poseen activos. En el caso de una empresa, un activo puede generar ingresos, o la empresa puede beneficiarse de alguna manera de la propiedad o el uso del activo.
Su patrimonio neto se calcula restando sus pasivos de sus activos. Básicamente, sus activos son todo lo que posee, y sus pasivos son todo lo que debe. Un patrimonio neto positivo indica que el valor de sus activos es mayor que el de sus pasivos; un patrimonio neto negativo significa que sus pasivos superan a sus activos (en otras palabras, que está endeudado).