Bultos en los dedos

Bultos en los dedos

Pequeño bulto en el dedo

La artritis de los dedos y las muñecas puede adoptar varias formas. El tipo más común es la artrosis, que es una enfermedad degenerativa causada por el desgaste prolongado de las articulaciones de la mano. A medida que el cartílago protector entre las articulaciones se desgasta, resulta difícil mover los dedos y la muñeca sin dolor o rigidez.
La artritis en los dedos y la muñeca suele estar causada por la degeneración que se desarrolla con el tiempo, lo que provoca el desgaste del cartílago entre las articulaciones y la disminución de los niveles de lubricación articular (líquido sinovial). Las causas incluyen:

Bultos en los dedos bajo la piel

Las manos sufren mucho, así que no es de extrañar que de vez en cuando aparezcan bultos y protuberancias en los dedos, la muñeca y la mano. Es importante que un médico examine cualquier anomalía de la mano. Aunque muchos bultos y protuberancias pueden ser inofensivos, algunos pueden ser signos de enfermedades graves.
Los bultos y protuberancias de los dedos y la mano pueden ser indicios de muchas lesiones y problemas de salud diferentes, desde picaduras de insectos inflamadas hasta crecimientos cancerosos. Sin embargo, muchas de las causas más comunes de las anomalías anatómicas en los dedos, la muñeca y la mano están provocadas por afecciones subyacentes como la artritis reumatoide, la artrosis o la tendinitis.
El tratamiento de los bultos y protuberancias de los dedos y la mano dependerá totalmente de la causa subyacente de las anomalías. Algunos bultos y protuberancias, como los quistes ganglionares o los nódulos de Dupuytren, pueden incluso desaparecer por sí solos. Si los bultos son dolorosos o reducen su capacidad para realizar actividades, su médico puede recomendarle los siguientes tratamientos:

Un bulto del tamaño de un guisante bajo la piel del dedo

Los tumores de la mano y la extremidad superior son sorprendentemente comunes. Pueden aparecer en personas de todas las edades, desde niños hasta ancianos. Afortunadamente, la gran mayoría de estos tumores son benignos, NO cancerosos. No obstante, cada tumor debe ser evaluado cuidadosamente. Los tumores benignos que no causan dolor, disfunción o problemas no requieren cirugía. En muchos casos el tratamiento consiste en la observación. Sin embargo, en ocasiones el diagnóstico es incierto y se recomienda realizar una biopsia. Tenga en cuenta que sólo un médico capacitado puede determinar si una masa es benigna o más preocupante.
Un quiste ganglionar es la protuberancia más común que surge en la mano. Los ganglios suelen aparecer cerca de una articulación o un tendón de la mano y la muñeca. Están llenos de un líquido espeso y gelatinoso, que se cree que está relacionado con el líquido sinovial de las articulaciones o las vainas de los tendones. Clásicamente, los quistes ganglionares son blandos, gomosos y redondos, pero pueden ser más firmes y lobulados en algunos casos. La localización más común es el dorso de la muñeca (ganglio dorsal del carpo). Estos quistes son benignos, normalmente indoloros, y pueden fluctuar en tamaño. Algunos quistes ganglionares pueden desaparecer sin tratamiento. Son más frecuentes en mujeres jóvenes y pueden aparecer en adolescentes. En el caso de los quistes ganglionares sintomáticos, puede ofrecerse la aspiración con aguja o la escisión quirúrgica.

Bultos dolorosos en los dedos

¿Qué son los bultos y protuberancias en los lados de las articulaciones de los dedos, que son duros y óseos, suelen estar asociados a la artrosis? Se denominan nódulos de Bouchard o nódulos de Heberden, dependiendo de
las pequeñas articulaciones afectadas y son comunes en los grupos de edad avanzada, especialmente en las mujeres. Los nódulos están causados por un crecimiento excesivo del hueso que se desborda por el borde de la articulación, provocado por el roce de las superficies articulares con el paso del tiempo. Pueden aparecer en uno o ambos lados de la articulación y pueden dar al dedo un aspecto retorcido o torcidoNo siempre son dolorosos pero pueden causar molestias debido a
¿Cómo se diagnostica? Por lo general, es posible saber, por el aspecto de los nódulos y por el tacto de la textura de los mismos, si es probable que estén causados por la osteoartritis.Una radiografía puede confirmar el diagnóstico. La formación de hueso adicional dentro de las articulaciones de los dedos puede verse claramente. Este crecimiento excesivo de hueso se denomina formación de osteofitos y, desgraciadamente, no se conoce ningún tratamiento para eliminarlos, excepto el quirúrgico.Los análisis de sangre no suelen ser necesarios, pero pueden solicitarse para descartar otras afecciones.¿Cuál es el tratamiento? En la mayoría de los casos hay más de un dedo afectado, por lo que el tratamiento