Donde viven los mamiferos

Donde viven los mamiferos

Monotrema

Se encuentran en todos los continentes y en todos los océanos, y su tamaño varía desde diminutos murciélagos abejorros hasta enormes ballenas azules. Una de las razones de su éxito es su forma de moverse. Los mamíferos, como grupo, utilizan todas las formas posibles de locomoción. Las especies terrestres caminan, corren, saltan, trepan, saltan, se balancean, cavan y excavan. Los acuáticos nadan, se arrastran y bucean. Algunas incluso vuelan.
La dieta y el comportamiento también varían. Muchos carnívoros, por ejemplo, son grandes depredadores que llevan una vida generalmente solitaria. Entre ellos están los jaguares, los tigres y los osos polares. En cambio, los leones, las nutrias, los lobos y los delfines viven en grupos familiares. Aún más sociales son algunos herbívoros, especialmente los animales con pezuñas, como los ciervos y las cebras. Al vivir en grupos grandes, se protegen de convertirse en la comida de otro animal y tienen más oportunidades de reproducirse. Entre los omnívoros, los primates son conocidos por su gran inteligencia y los roedores por su gran número.
Los huesos de los mamíferos, sobre todo los cráneos, se utilizan para su identificación y para averiguar la historia evolutiva de cada especie. Las mandíbulas de un gato doméstico son más parecidas a las de un león que a las de un lobo, por ejemplo. Los dientes de los caballos y las cebras se parecen. Los huesos de las orejas de los mamíferos fueron en su día mandíbulas de reptiles prehistóricos. Y así sucesivamente.

Castor

Diferentes especies de mamíferos han evolucionado para vivir en casi todos los hábitats terrestres y acuáticos del planeta. Los mamíferos habitan en todos los biomas terrestres, desde los desiertos hasta las selvas tropicales y los casquetes polares. Muchas especies son arborícolas y pasan la mayor parte o todo su tiempo en las copas de los árboles. Un grupo (los murciélagos) ha desarrollado incluso el vuelo motorizado, lo que representa sólo la tercera vez que esta capacidad ha evolucionado en los vertebrados (los otros dos grupos son las aves y los extintos pterosaurios).
Los murciélagos tienen una mandíbula inferior formada por un solo hueso, la dentaria; un corazón de cuatro cámaras; un paladar secundario que separa los conductos del aire y de la comida en la boca; un diafragma muscular que separa las cavidades torácica y abdominal; un cerebro muy desarrollado; endotermia y homeotermia; sexos separados en los que el sexo de un embrión viene determinado por la presencia de un cromosoma Y o 2 cromosomas X; y fecundación interna. (Klima y Maier, 1990; Vaughan, et al., 2000)
A menudo, las características de los cráneos y la dentición se utilizan para definir y diferenciar los grupos de mamíferos. Para facilitar su comprensión dentro de los relatos de los taxones de mamíferos inferiores, proporcionamos enlaces a

Ornitorrinco

Los mamíferos -grupo en el que se incluye el ser humano- son animales de sangre caliente con pelo y vertebrados, es decir, con columna vertebral. A diferencia de otras clases de animales, las hembras de los mamíferos producen leche para alimentar a sus crías. Casi todos los mamíferos tienen crías vivas (excepto el ornitorrinco y el equidna, que ponen huevos).
Los científicos han identificado más de 5.400 especies de mamíferos en la Tierra, de las que se sabe que aproximadamente una quinta parte están amenazadas o extinguidas. Uno de los órdenes de mamíferos más amenazados es el de los primates, que incluye monos y simios. En Estados Unidos hay más de 400 especies de mamíferos. De esos mamíferos, casi una cuarta parte está incluida en la lista de especies en peligro de extinción de Estados Unidos por razones como la pérdida de hábitat, el cambio climático, la contaminación y las enfermedades.
Más de un tercio de las especies de peces y fauna silvestre de Estados Unidos están en peligro de extinción en las próximas décadas. Estamos sobre el terreno en siete regiones de todo el país, colaborando con 53 afiliados estatales y territoriales para revertir la crisis y garantizar la prosperidad de la vida silvestre.

Peces con aletas de raya

Desde el punto de vista de la cladística, que refleja la historia evolutiva, los mamíferos son los únicos miembros vivos de los Synapsida; este clado, junto con los Sauropsida (reptiles y aves), constituye el clado mayor de los Amniota. Los primeros antecesores de los mamíferos sinápsidos fueron los pelícosaurios esfenacodontados, un grupo que incluía al Dimetrodon no mamífero. Al final del periodo Carbonífero, hace unos 300 millones de años, este grupo divergió de la línea de los saurópodos que dio lugar a los reptiles y aves actuales. La línea que siguió al grupo madre Sphenacodontia se dividió en varios grupos diversos de sinápsidos no mamíferos -a veces denominados incorrectamente reptiles parecidos a los mamíferos- antes de dar lugar a Therapsida en el Pérmico temprano. Los mamíferos se originaron a partir de los cinodontos, un grupo avanzado de terápsidos, durante el Triásico tardío. Los órdenes modernos de mamíferos surgieron en los periodos Paleógeno y Neógeno de la era Cenozoica, tras la extinción de los dinosaurios no avianos, y han sido el grupo animal terrestre dominante desde hace 66 millones de años hasta la actualidad.