Actividades para mejorar la conducta en preescolar

Actividades para mejorar la conducta en preescolar

Divertidas actividades de comportamiento

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
La paciencia y la constancia pueden ser la clave para abordar los problemas de comportamiento de su hijo de tres, cuatro o cinco años. Al mismo tiempo, es posible que a veces tengas que utilizar un poco de ensayo y error para ver qué estrategias de disciplina funcionan mejor para tu familia.
El desarrollo incipiente de un niño en edad preescolar significa que su hijo querrá ser independiente. Esta búsqueda de autonomía puede plantear nuevos retos de crianza en cuanto a comportamiento y necesidades de disciplina. Además, es posible que su hijo disfrute experimentando con nuevos comportamientos sólo para ver cómo responde usted.
Los niños de esta edad también pueden experimentar con la superación de los límites y pueden mostrarse desafiantes. Es posible que se sientan frustrados por no poder hacer lo que quieren porque sus habilidades motoras aún no están tan refinadas. Estas frustraciones y ansiedades pueden conducir a menudo a problemas de comportamiento, como el desafío, la charla, la lentitud, etc.

Estrategias de gestión del comportamiento en preescolar

La gestión eficaz del comportamiento en preescolar es la clave para mantener una comunidad de aula pacífica y productiva. Pero cuando se trata de 20 o más niños menores de 5 años, es más fácil decirlo que hacerlo. Este grupo de edad puede tener una energía aparentemente ilimitada y todos están creciendo y aprendiendo rápidamente, todos a diferentes ritmos. Construir y cultivar amistades es un hito importante a esta edad, y las emociones pueden ser muy fuertes y difíciles de controlar.
Una estrategia eficaz de gestión del comportamiento en preescolar se reduce a unas cuantas prácticas clave. El secreto de su éxito consiste en establecer unas expectativas de comportamiento claras y en hacerlas cumplir y comunicarlas de forma amable y coherente. Al mismo tiempo, usted organizará su aula, sus materiales y sus planes de clase teniendo en cuenta algunas directrices para apoyar continuamente el comportamiento positivo en su aula de preescolar.
Ya sea que las llame reglas, pautas o acuerdos, su centro preescolar debe tener expectativas acordadas para el comportamiento en su aula. Dependiendo del grupo de edad, lo más eficaz es crear estas directrices con la aportación de sus alumnos, y no simplemente prescritas por usted. En lugar de una lista de “cosas que no se deben hacer”, conviene que las directrices de comportamiento sean sencillas y breves. Expectativas como “Sé seguro. Sé respetuoso. Sé amable” son habituales en los centros de educación infantil.

Gestión del comportamiento en preescolar para los padres

Mi primer año como profesora de preescolar, hace muchos años, fue todo menos tranquilo. Tenía una clase enérgica con algunos niños que se enfrentaban a retos muy grandes. Aunque finalmente recuperé mi equilibrio y mi voz, también aprendí mucho ese año sobre lo que no debía hacer. Ya entonces tenía claros algunos de estos pasos para conseguir una clase tranquila, pero necesitaba algo de ayuda. Muchos años después, sacar lo mejor de mis jóvenes estudiantes es mucho más fácil, me di cuenta de que la gestión del comportamiento para el preescolar no tiene nada que ver con el castigo y todo lo que tiene que ver con la forma de establecer su entorno, reaccionar a sus acciones y comportamientos, y lo más importante, la forma de conectar con ellos. Aquí están mis nueve lecciones sobre el manejo de la conducta para el preescolar. Desearía haberlas conocido todas antes de poner un pie en un aula de preescolar, pero en cambio aprendí muchas a través de la experiencia.
1. 1. Prepare a sus alumnos para el éxito. No espere que un niño de 3 años se siente en silencio durante 20 minutos en círculo o que un trío de niños de 5 años sea capaz de trabajar uno al lado del otro sin hablar. Apoye el crecimiento y el desarrollo de sus alumnos con actividades y materiales que les hagan participar y les supongan un reto, pero evitando la frustración.

Actividades de enseñanza del buen comportamiento

En Bright Horizons®, creemos que los niños pequeños son innatamente valiosos y merecen nuestra amabilidad y respeto. Entendemos que todavía se están desarrollando emocional y socialmente. Tienen una experiencia vital y unas habilidades lingüísticas limitadas, y necesitan nuestra orientación. Al igual que enseñamos a los niños conceptos académicos, como prelectura, matemáticas y ciencias, guiamos su desarrollo social y emocional mediante la tutoría, el ejemplo y la enseñanza directa.
Nuestro plan de estudios Caring Matters proporciona a los profesores una gran cantidad de información sobre la orientación positiva y el desarrollo socio-emocional. En esta breve guía, aprenderá más sobre la orientación positiva en Bright Horizons. También aprenderá nuevas ideas para usar en casa.
La crianza de los hijos puede ser profundamente gratificante, pero también puede ser un desafío. Cada niño y cada familia son diferentes. Los estilos y las actitudes de los padres varían, y no hay una manera “correcta” de ser padres. Sin embargo, muchos padres han descubierto que los niños responden bien a una combinación de:
Ya sea que esté buscando consejos para la crianza de sus hijos, o tratando de descubrir cómo llevar el aprendizaje del aula a la sala familiar, deje que los expertos en educación temprana de Bright Horizons sean su recurso de confianza y conocimiento. Obtenga nuestro boletín semanal para todo lo relacionado con el desarrollo infantil temprano -desde los beneficios del juego de simulación hasta las actividades STEM en el hogar, y la enseñanza de la amabilidad- junto con el estímulo para cada etapa de su viaje como padre.